Las comparaciones son odiosas pero tu hijo con Síndrome de Down no habla y el resto de sus compañeros, sí y también tienen Síndrome de Down.