+34 634 46 96 44 info@mihijonohabla.com

¿Tu hijo no habla?

Como logopeda y como madre puedo entender lo que sientes y ayudarte de manera profesional.

Contacta conmigo

Qué vas a encontrar

Soy Diplomada en Logopedia, en Educación Especial, asesora de lactancia y educadora de Disciplina Positiva

Asesoramiento personalizado, sin moverte de casa. Por teléfono o Skype. Puedo resolver dudas y asesorarte. Evaluaré tu caso y te propondré ejercicios y pautas para que puedas trabajar en tu casa en los casos que sea posible. De lo contrario te diré claramente si es necesario que tengas sesiones presenciales con un/a logopeda. También puedo ayudarte en vuestra lactancia y con los pequeños problemas diarios de la crianza para conseguir una educación respetuosa.

Cómo trabajo

Olvídate de esperar en consulta, desplazamientos y niños llorando

Contacta conmigo

Via email, por teléfono o por Whatsapp.

En cualquier sitio

Atiendo consultas en cualquier país del mundo (siempre en español)

Reserva tu cita

Consultas online siempre con cita previa. Flexibilidad horaria.

Desde casa

Desde el ordenador (vía Skype) o tu teléfono.

¿Qué problemas trabajo?

Estos son algunos de los problemas que trabajo habitualmente, pero si no encuentras el tuyo, contacta conmigo, seguro que puedo ayudarte.

Problemas con la R

Te puedo dar pautas para que tu hijo mejore con tu ayuda.

A mi hijo no se le entiende

Puedo ayudarte a encontrar la causa y buscar juntos un plan de actuación.

Mi hijo no come

Cada niño es diferente, pero mi experiencia te ayudará a dar con el problema y solucionarlo.

Mi bebé me hace daño al mamar

Un problema como este puede tener muchos origenes. Es esencial una evaluación profesional, y puedo ayudarte con ello.

Mi hijo se atasca

No existe la tartamudez, sino los tartamudos, y como logopeda estoy especializada en su tratamiento.

Mi hijo confunde letras

Este y otros problemas de lectoescritura en general se pueden solucionar, no lo dejes. Déjame que te ayude.

¿Cuánto cuesta?

Todo claro, desde el principio. Paga por transferencia o por Paypal.

Qué dicen de mí

Lo importante no es lo que digo yo, si no lo que dicen de mí.

Mi niña se enganchó mal desde el principio. Cada día la lactancia se fue complicando más: dolor, grietas, el parche fueron unas pezoneras. Yo sabía que mi niña no mamaba como los demás bebés pero nadie supo decirnos qué pasaba, ni siquiera daban importancia a lo que nos pasaba. Alguien me dio el contacto de Silvia. Fue la primera persona que realmente entendió la situación que estábamos viviendo, nos escuchó y dio con el problema, a falta de confirmarlo con el cirujano al que nos derivó. Operaron a Siena de frenillo y a día de hoy disfrutamos de una lactancia normal, para mí algo maravilloso. Se lo agradeceré eternamente.

Esther Martínez

Madre de Siena

Contacté con Silvia hace tiempo porque mi hijo de 3 años no hablaba, no decía ni una palabra ni parecía entender nada. Ella me escuchó y me reconfortó, y con la información que le proporcioné me ayudó a darme cuenta de que mi hijo tiene autismo, actualmente ya diagnosticado. Desde entonces en numerosas ocasiones  me ha hecho recomendaciones útiles para estimular a mi hijo en casa y me ha facilitado diversas herramientas para poder ayudarle a desarrollar el habla y la comprensión; a día de hoy, Alex empieza por fin a poder comunicarse verbalmente.

Marta

Madre de Álex

Nos surgieron dudas sobre si nuestro hijo de 6 años y con un frenillo no intervenido, debía de acudir a terapia con algún Logopeda, dada su dificultad al pronunciar la «r»,»s» y «z», según su posición dentro de algunas palabras. Silvia Romanillos nos dio una cita para valorarle.Fue muy tranquilizadora,y nos disipó nuestros miedos y dudas. Salimos de la primera consulta con unos ejercicios muy sencillos para practicar con él en casa o cuando se diese la situación.

África NDONGO

Hola, soy Rebeca. Tengo una hija de 2 años y medio y un recién nacido de días. Desde muy al principio del embarazo empecé a tener molestias en el pecho cada vez que mi hija mamaba. En el segundo trimestre empecé a tener dolores cada vez más insoportables en el pecho cuando mamaba y cuando no, también. Empecé a preguntarle a las obstetras y a la matrona, pero ninguna me daba un porqué de ese dolor ni solución: no le daban importancia alguna. Cada vez era más intenso, llegaba a llorar por las noches del dolor y la impotencia pero estaba decidida a no quitarle el pecho a mi hija, ya que creo que es muy importante para ella. Hablé con Silvia sin saber que era asesora de lactancia y le conté cómo me sentía… Ella comenzó a hacerme preguntas que ningún profesional me había hecho antes, preguntas sencillas sobre el dolor. Y ella, sin verme en directo, tuvo claro qué me pasaba: tenía  mastitis que no había desencadenado en fiebre gracias a la insistencia de mi hija al mamar. Me dio las herramientas de cómo mejorar ese dolor y como recuperarme del todo. Poco a poco fue yéndose. Me parecía increíble que lo que yo sentía era algo real, no algo imaginado por mí a pesar de que nunca me tomaron en serio. Silvia confió en lo que le decía y supo dar con el problema. Mi hijo nació hace unos días y yo ya no tengo esos dolores que temía que durarán hasta después del parto. Sigo con mil dudas más que preguntarle no dudo en confiar en ella. Para mí fue increíble que me escuchara de verdad, mientras gente muy cercana o profesionales no lo hacían. ¡¡Se lo agradezco tanto!! Gracias de corazón por ayudar en esos momentos tan duros Silvia.

Rebeca

Madre de una niña y un niño

¿Aún no lo tienes claro?

No des más vueltas. Déjate ayudar por una profesional
Contacta conmigo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies