+34 634 46 96 44 info@mihijonohabla.com

La conciencia fonológica es algo que pocos padres conocen y, sin embargo, es una habilidad importantísima para aprender a hablar y, posteriormente, a leer.

Es algo tan sencillo pero tan complicado como el siguiente diálogo que sucedió entre mi segundo hijo y yo:

Hijo: ¿qué hay de comer, mami?
Yo: lasaña.
Hijo: ¡bien, "saña", se lo voy a decir a S. (la hermana)!
Yo: saña no, lasaña. [Este es el colmo de una logopeda, no corrijáis así en casa, por favor. Mira aquí cómo enseñar a hablar a tu hijo].
Hijo (con cara de consternación): ¿qué?
Yo: que vamos a comer lasaña [así sí].
Hijo: ¡bieeen!
Hijo: (Se va corriendo): ¡S., que vamos a comer "saña"!

Como puedes imaginar, mi hijo estaba interpretando el la de lasaña como un artículo. Así que si la es el artículo, saña es el nombre (sustantivo). Está clarísimo, ¿verdad? En este caso mi hijo demostraba ser capaz de dividir el lenguaje en palabras y de asignarles una categoría distinta.

Qué es la conciencia fonológica

La conciencia fonológica es la habilidad que tenemos para jugar con los sonidos del lenguaje; puede ser con las sílabas, las palabras o los fonemas (los fonemas son más o menos el equivalente a las letras en el lenguaje escrito). Podemos quitar sílabas, poner sonidos, inventar palabras añadiendo sílabas, etc.

La conciencia fonológica es imprescindible para que los niños comprendan lo que oyen y aprendan a hablar. Pero además, puede predecir de manera fiel cómo leerá y escribirá ese/a niño/a (1).

Obviamente, no es el único requisito para aprender a hablar. Entre otros, es necesario que la niña o el niño esté en un ambiente en el que se hable y pueda oír o que su desarrollo sea normalizado. Cuando existe algún problema debemos intervenir y poner manos a la obra para ayudarle. En algunos casos lo conseguirá y en otros le daremos herramientas para poder comunicarnos con él/ella y viceversa, como son signos, pictogramas, etc.

6 actividades de conciencia fonológica para menores de 3 años

En la red se pueden encontrar una gran cantidad de recursos para trabajar la conciencia fonológica, una vez que la niña o el niño ya están preparados para aprender a leer y a escribir. Por tanto, contienen una gran cantidad de apoyos con letras. Pero, ¿qué pasa si el niño no está preparado aún? ¿Se puede trabajar la conciencia fonológica?

La respuesta es que sí, como podrás suponer. Pero obviamente es necesario utilizar otros recursos. Para trabajar la conciencia fonológica no debemos tener en cuenta las letras tal cual, si no los sonidos (fonemas). Una lista con una equivalencia aproximada es esta:

conciencia fonológica letras que suenan igual

El resto de las letras suenan tal y como se representan. Por ejemplo, la R suena rrrrrr. Tengo que decir que el cuadro anterior es para las zonas donde el español se habla así. Habría que variar el gráfico en algunas regiones, como por ejemplo, aquellas donde la /z/ suena como la /s/ o se distingue entre el sonido /b/ y el /v/.

Como profesional, madre o padre, es posible que te gusten estos que te dejo aquí:

¡Lo tengo!

Comenzamos trabajando la comprensión en la conciencia fonológica. En esta actividad utilizamos canciones infantiles conocidas. La araña, 5 lobitos hasta el cumpleaños feliz. Cualquiera puede valer. Para ello, imprimimos en pequeñas tarjetas algunas de las palabras que aparezcan. Es importante que el fondo sea blanco, que no haya nada que distraiga de la imagen principal. Por ejemplo, vamos a ver la letra de la canción de la araña:

Gusi-Gusi araña
subió al canalón.
Vino la lluvia
y se la llevó.
Salió el sol
y secó la lluvia.
Gusi gusi araña
otra vez subió.

En este caso, podríamos sacar las tarjetas de una araña, tejado, lluvia y sol. El niño o la niña debe estar atento/a y tocar o sacar la tarjeta según se vaya mencionando cada palabra al cantarla.

En la granja de Pepito

Esta es una versión un poco particular de la famosa canción. Si no la conocéis, os dejo un vídeo de una versión de Cantajuegos:

En esta ocasión, diremos los animales silabeando. Le decimos al niño o a la niña que piensen qué animal hemos dicho. Luego sacaremos 3 tarjetas con animales distintos y dirá si ha acertado o no.

El globo saltarín

Un globo y fotos de personas que conozca el niño o la niña es todo lo que necesitas para jugar al globo saltarín. Se puede llevar a cabo simplemente con palmadas, pero creo que un globo lo puede hacer mucho más divertido. Decimos:

Pinto, pinto, colibrí, ¿quién aparece aquí?

Y con cada sílaba del nombre se va pasando el globo de una persona a otra. En lugar del globo, se pueden dar palmadas o saltos.

¿Qué ha dicho Bita?

Bita es una bolita de pelo/peluche/marioneta que viene de otro planeta y habla distinto. Habla tan raro, que separa los sonidos de las palabras en lugar de decirlas al completo. Bita nos quiere decir algo, ¿me ayudas a saber qué dice?

Entonces ponemos 3 fotos o 3 dibujos de 3 palabras distintas. Y Bita (nosotros) decimos la palabra de uno de esos dibujos pero separando los sonidos. Por ejemplo, «gggg-aaaaa-ttttt-ooooo» para decir gato. Esta actividad es ideal para los niños de 3 años. No te asustes si con dos años aún no sabe hacerla.

Debemos tener en cuenta que será más fácil si la palabra es corta, si utilizamos términos conocidos para ellos y palabras con sílabas directas. Las palabras con sílabas directas son las que están formadas por una consonante y una vocal. Por ejemplo: gato, mamá, tomate. Estas palabras están formadas solo por sílabas directas.

Los monstruos glotones

El juego de Los monstruos glotones está basado en la caja de los sonidos Montessori de Tigriteando. Fabrica 2 monstruos glotones: el del fonema que quieras trabajar y otro. Para ello puedes utilizar briks o botellas de plástico.

Buscamos objetos pequeños o fotos reales o dibujos que empiecen por el fonema y otros que no, los imprimimos y plastificamos. El juego consiste en meter cada objeto o imagen en su monstruo correspondiente. Sobre cada monstruo podemos poner o bien la letra, o bien una foto de la boca pronunciando ese fonema. Detrás de cada imagen del fonema, podemos ponerlo para que la niña o el niño puedan comprobar si coincide y, por lo tanto, si han acertado. En un primer momento, decimos los nombres de los objetos nosotros, marcando el sonido inicial.

Encuentra la rima

Para este juego vamos a utilizar rimas infantiles. Podemos preparar de nuevo distintas tarjetas que representen algunas de las palabras de las rimas, y otras que no.

Por ejemplo, vamos a utilizar la siguiente rima:

El cielo es de cielo
la nube es de tiza,
la cara del sapo
me da mucha risa.

La luna es de queso
y el sol es de sol,
la cara del sapo
me da mucha tos.

(Elena Walsh)

En este caso, las palabras que riman son tiza y risa y sol y tos. Así que podemos hacer cuatro tarjetas y mezclarlas. Así, la niña o el niño tendrá que encontrar la palabra que se ha dicho y cuando continúe y llegue la palabra que rima, parar y que ella o él tome la palabra que corresponda.

Si bien la rima es un elemento importantísimo para aprender a leer, no lo es tanto para aprender a hablar, aunque ayuda mucho. Así que es bastante normal que cueste al principio.

Y hasta aquí mi explicación sobre la conciencia fonológica. Espero que haya aclarado qué es y cómo puedes trabajarla. Si queréis saber si mi hijo ya sabe que lasaña es el nombre completo en lugar de «saña», tengo que decir que no, le sigue llamando «saña». No obstante, ha aprendido a decir pues en lugar de «pes» y es muy gracioso cómo se esfuerza él solo por ser consciente y practicarlo sin que nadie se lo tenga que recordar.

No olvides, para finalizar, que también puedes contactarme si tienes dudas o deseas una valoración.

Referencias en cuanto a conciencia fonológica

  1. Torgesen, J. K., Wagner, R. K., & Rashotte, C. A. (1994). Longitudinal Studies of Phonological Processing and Reading. Journal of Learning Disabilities27(5), 276–286. https://doi.org/10.1177/002221949402700503
  2. Wagner, R. K., & Torgesen, J. K. (1987). The nature of phonological processing and its causal role in the acquisition of reading skills. Psychological Bulletin, 101, 192-212.

Foto: Andre Guerra en Unsplash

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete a mi newsletter

Te tendré informada de nuevos artículos y novedades. No utilizaré tu email para ningún otro uso y te podrás desuscribir con un solo click.

Suscrita correctamente, ¡gracias!