Es posible que busques el sacaleches mejor porque estás embarazada y temes que puedas necesitarlo o porque vas a reincorporarte al mundo laboral y no te apañas con el extractor de leche eléctrico. Aquí te hablo de uno de mis últimos descubrimientos, apenas conocido en España.

Extractor de leche: el Haakaa

Como asesora de lactancia había oído hablar del sacaleches Haakaa. No había tenido ocasión de probarlo porque mis hijos ya tenían una edad en la que yo ya no necesitaba extraerme leche. Sin embargo, cuando di a luz al tercero, no dudé en aprovechar y pedir uno: por fin iba a tener la oportunidad de probarlo y ver si era tan maravilloso como leía en las opiniones.

Hablaré del Haakaa porque es la marca original que creó este tipo de extractores de leche y ronda los 20 euros de precio, según la época en la que lo compres. Sin embargo, puedes encontrar imitaciones por un precio mucho menor, incluso por menos de 5 euros si lo compras en tiendas online asiáticas.

El Haakaa es un extractor de leche compuesto únicamente de silicona, a no ser que compres un modelo distinto del primero y más conocido. No necesita pilas ni cargar la batería ni conectarse a la red eléctrica. Tampoco es necesario que estés apretando el envase para extraer leche. El Haakaa funciona haciendo el vacío y, lo más importante, no tiene nada que ver con los llamados sacaleches tipo trompetilla. Por lo tanto, no hace daño.

Por qué este sacaleches puede ser mejor para ti

Existen algunas razones por las que este tipo de extractor de leche puede ser mejor para ti:

sacaleches barato silicona
  • No te gusta el tacto rígido que tienen muchos de los embudos de los sacaleches que se venden actualmente.
  • Tienes el pecho ingurgitado después del parto y deseas aliviarlo.
  • Se te sale la leche porque aún no se ha regulado tu pecho.
  • No te sientas cómoda con una máquina succionando de tu pecho.
  • No te apetece gastar mucho dinero.
  • Tienes un extractor de leche eléctrico simple y te gustaría convertirlo en un sacaleches doble.
  • Tienes a otros niños correteando por la casa y no tienes mucho tiempo para sacarte leche.
  • Odias el ruido del extractor eléctrico.
  • Necesitas sacarte leche mientras trabajas en casa o fuera de ella.
  • Quieres algo muy rápido de lavar y esterilizar.
  • Necesitas algo rápido para ponerte al pecho.
  • Estás cansada de montar piezas y quieres algo sencillo.
  • Necesitas algo pequeño y ligero para llevar en el bolso en ausencias largas o salidas nocturnas.

Cómo se usa el Haakaa

El mecanismo de funcionamiento de los extractores tipo Haakaa se basa básicamente en el principio de vacío. El vacío que se consigue con el Haakaa se asemeja al vacío que realizan los bebés cuando se enganchan al pecho. Eso significa que, una vez, activado el reflejo de eyección, no tienes que preocuparte porque la leche comenzará a fluir sola.

Primer paso: esterilizar como cualquier otro extractor. Si no vas a dar de mamar a tu bebé, masajea un poco el pecho antes.

Segundo paso: coge la copa del extractor, dale la vuelta, y ponlo de tal manera que tu pezón quede en el centro.

Tercer paso: aprieta la parte inferior del Haakaa y espera.

Cuarto paso: cuando haya terminado de salir leche, retira el Haakaa.

Quinto paso: dale la leche a tu bebé, o guárdala en algún recipiente apto para leche materna.

Sexto paso: lávalo con agua y jabón.

Como un vídeo vale más que mil palabras, os dejo un vídeo. Aunque está en inglés, las imágenes hablan por sí solas:

5 trucos útiles del Haakaa

Y como la experiencia es un grado, a continuación te presento 5 trucos que te vendrá muy bien saber cuando utilices este tipo de sacaleches:

  • Cuando empiece a salir la leche, puedes hacer que salga más rápido haciendo la compresión mamaria: con la mano en forma de C, con la abertura más grande que puedas, pégala al pecho y aprieta. Ve variando el lugar donde aprietas.
  • Si te quieres extraer leche, es ideal para poner en el otro pecho mientras el bebé mama. O si tienes un sacaleches eléctrico simple, puedes ponértelo a la vez y ahorrar tiempo, consiguiendo un sacaleches eléctrico doble mucho más barato.
  • Puedes usar el propio Haakaa para darle la leche directamente a tu bebé. Para ello, deberás tocar los bordes de sus labios para que se oriente, sepa que va a recibir leche, y los abra. Después, aprieta un poco el embudo del Haakaa para estrecharlo y adaptarlo a la boca del bebé. Finalmente, deja caer la leche a pequeñas cantidades dentro de su boca. Realmente es muy parecido a dar el biberón como si fuera el pecho. De este modo, conseguiremos que no se habitúe al biberón, además de ensuciar menos cacharros.
  • Si no tienes mucho tiempo para sacarte leche en el trabajo o no dispones de un sitio digno, puedes utilizar el Haakaa con discreción debajo de jerseys o chaquetas amplias. O disimularlo con un pañuelo.
  • Si no dispones de limpia-biberones al lavar el Haakaa, siempre puedes apretar y acercar el fondo del extractor al embudo.

¿Qué sacaleches tipo Haakaa elegir?

La marca y, por consiguiente, sus imitadores, han elaborado después distintos modelos según necesidades. Si bien, su precio ya no es tan competitivo como el básico. No obstante, no hay tamaño de copa según el diámetro del pezón, porque es universal.

Según la capacidad, tienes dos modelos: el modelo de 100 ml. y el modelo de 150 ml. Esto depende realmente de cada mujer, del número de bebés a los que amamante, o del tiempo que hace que su bebé mamó por última vez. No obstante, el modelo de 100 ml. suele ser una buena elección.

Haakaa básico: ya hemos hablado de él. Es funcional y el más barato.

Haakaa con base: tiene una pequeña base-ventosa para asegurar que no se caiga. Aunque realmente, el Haakaa básico es bastante estable.

haakaa base sacaleches mejor

Haakaa con tapa: de nuevo, tenemos dos tipos a elegir: con una tapa o con una bola con un adorno en forma de flor. Es útil si queremos conservar la leche en ese mismo recipiente hasta llegar a casa.

Haakaa biberón: aunque hemos visto que se puede dar la leche con el Haakaa básico, también existe un modelo al que se le puede insertar una tetina.

haakaa biberón mejor sacaleches

Conclusiones

Si no estás segura de si vas a necesitar un sacaleches o tu sacaleches eléctrico simple se queda corto, esta es una buena adquisición por poco dinero. Si bien, para sacarse en el trabajo quizá puede ser algo más lento que un eléctrico, puede sacar de muchos apuros.

Si tienes cualquier otra duda sobre lactancia y deseas resolverla, no dudes en ponerte en contacto con Mi Hijo No Habla.

Imagen por Dominika Roseclay en Pexels

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete a mi newsletter

Te tendré informada de nuevos artículos y novedades. No utilizaré tu email para ningún otro uso y te podrás desuscribir con un solo click.

Suscrita correctamente, ¡gracias!