Compruebas que tu hijo es despierto, espabilado. Pero por alguna razón, los niños de su edad parece que hablan mejor. Tu hijo no dice todas las letras o no se le entiende bien al hablar. Y entonces te preguntas cuándo llevar al niño al logopeda. No quieres pecar de exagerada y la pediatra te dice que simplemente tu hijo necesita tiempo. Pero tu intuición de madre está alerta y no se conforma con esto. ¿Cómo sabes si tu hijo necesita ir al logopeda? Te dejo unas cuantas pistas en las que fijarte:

No comprende lo que decimos

Con dos años, el niño ya debe comprender órdenes sencillas. Si tu hija no comprende órdenes como dame la pelota o vete con papá, ya tienes un signo de alerta importante que conviene evaluar. Por supuesto, es necesario descartar problemas auditivos (tapones de cera, hipoacusia sensorial o sordera), ambientales (niños o niñas sin estimulación la mayor parte del tiempo) o psicológicos (maltratos, traumas).

No señala

Alrededor de los 12 meses de edad, los bebés comienzan a señalar para pedir algo. Si con un año y medio o dos no expresa sus necesidades de alguna manera, es conveniente que lo evalúe una logopeda y compruebe qué puede estar pasando. Por supuesto, también se debe consultar con el pediatra.

No interactúa

Los bebés interactúan desde que nacen. Sin embargo, esta interacción es más patente a partir de los 3 meses de edad. Alrededor de los 3 meses, aparece la llamada sonrisa social. La sonrisa social tiene un propósito, no es un acto reflejo como durante los primeros meses de vida. Por tanto, si a los 3 meses tu bebé no te sonríe cuando le dices cosas o, más adelante, no te mira o no responde con sonidos a lo que le dices, tienes motivos para sospechar y consultar tanto con tu pediatra como con una logopeda.

No come

Muchas veces asumimos como normal que una niña o una niño no come. «Es mal comedor», «es inapetente», «su padre era igual», «no hay manera de que coma» son frases habituales que escuchamos en estos casos. Has probado el Baby Led Weaning (BLW) y no le has dado papillas, pero da igual y no quiere comer.

Por supuesto, lo primero es descartar alergias u otros posibles problemas orgánicos. El pediatra será el que derive y diagnostique. Pero si nuestra hija o nuestro hijo está sano y sale todo bien ¿qué puede pasar? Quizá nuestro hijo no come porque no le gusta la textura de algunos alimentos o el sabor y necesita acostumbrarse poco a poco. O porque le cuesta manejar la comida en la boca y la hora de la comida se ha convertido en una tortura para todos. O se atraganta continuamente. En este caso, de nuevo puede ayudarte una logopeda.

Cuándo llevar al niño al logopeda: otros hitos

Existen señales más claras a medida que los niños crecen. Por ejemplo:

  • Cuando tu hijo no habla con 3 años.
  • Cuando tiene problemas para leer o escribir.
  • Cuando se queda sin voz fácilmente.
  • Cuando no se le entiende lo que dice.
  • Cuando no dice «alguna letra».
  • Cuando se atasca al hablar.
  • Cuando tiene problemas para comprender conceptos lógico-matemáticos.
  • Cuando su tono de voz es extraño.
  • Cuando no adecúa su vocabulario y sus expresiones al contexto.
  • Cuando no se le entiende por teléfono a partir de los 3 años de edad.

Si tu hijo cumple alguno de estos puntos, te recomiendo que consultes con una logopeda. Recuerda que puedes salir de dudas fácilmente haciéndome una consulta online desde cualquier lugar. Espero que te haya sido útil este artículo.

Referencias

El desarrollo del lenguaje de 0 a 3 años. Gerardo Aguado.

Espacio Logopédico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete a mi newsletter

Te tendré informada de nuevos artículos y novedades. No utilizaré tu email para ningún otro uso y te podrás desuscribir con un solo click.

Suscrita correctamente, ¡gracias!