El BLW mixto supone la solución, a veces desconocida, para aquellas familias que desean iniciar la alimentación complementaria, pero tienen miedo a los atragantamientos. En ocasiones, es la alternativa para aquellas familias cuyo bebé no come.

Pues bien, unas investigadoras nutricionistas nada más y nada menos que de Nueva Zelanda idearon una variante del BLW: el BLISS o Baby Led Introduction to SolidS. Para ello, contaron con un equipo de pediatra, logopeda e incluso diseñador gráfico para presentar la información a las familias de manera clara y comprensible.

Qué es el BLISS o BLW Mixto

El BLISS es muy parecido al BLW en la filosofía de dejar que el bebé siga teniendo la iniciativa en su alimentación. Sin embargo, procura introducir alimentos con más calorías, evita aquellos susceptibles de atragantamientos y potencia aquellos con mayor cantidad de hierro hemo.

El hierro hemo es aquel fácilmente absorbible por nuestro organismo, como es el de la carne. El hierro de las lentejas se absorbe peor y, por lo tanto, es hierro no hemo. ¿Y por qué es importante introducir hierro? Porque cuando un bebé es amamantado con lactancia materna, sus reservas de hierro están al límite al cumplir los 6 meses. Es por ello que se procura que su organismo tenga un buen nivel de hierro. El problema es que la mayoría de los alimentos infantiles con hierro, como los cereales fortificados, están pensados para introducirlos con cuchara.

En el BLW se presentan habitualmente frutas y verduras porque es fácil que los bebés las manipulen. Y claro, la mayoría de las frutas y verduras presentan pocas calorías, con el riesgo que ello conlleva para el crecimiento durante esa edad. Es por ello que en el BLW mixto o BLISS se tienen en cuenta alimentos más energéticos.

Cómo seguir el BLISS en la alimentación complementaria

La esencia del BLISS se puede resumir en los siguientes puntos:

  • Ofrece la comida de tal manera que el bebé pueda manipularla sin ayuda por sí mismo.
  • Ofrece alimentos con alto contenido en hierro en cada comida.
  • Presenta alimentos altamente energéticos cada vez.
  • Procura que la textura de los alimentos evite el atragantamiento del bebé.
  • Evita distracciones durante la comida como, por ejemplo, la tele o el teléfono móvil. Del mismo modo, la persona que cuida al bebé debe estar atenta en todo momento a sus sensaciones de hambre y a responder a sus demandas.
  • Incluye siempre a tu bebé en las comidas familiares como un miembro más a la mesa.
  • Ofrécele una gran variedad de comida.
  • Evita la comida rápida o la comida con mucha sal o azúcar.
  • Cuando el bebé esté enfermo, procura alimentarlo frecuentemente con leche.
  • Asegúrate de que el bebé podrá aplastar la comida que le presentas con la lengua contra el paladar.
  • Evita los alimentos que formen bola o miga, así como los que se rompen en trozos grandes o redondos.
  • Infórmate sobre cómo actuar en caso de atragantamiento y de la diferencia entre este y la arcada.
  • Evita aburrir a tu bebé llevándole la comida a la boca. Deja que sea él o ella quienes hacen ese trabajo. Es difícil resistir la tentación de darle la comida para que «coma un poco más». Pero los bebés saben perfectamente qué cantidad necesitan en cada momento.
  • Jamás dejes a tu bebé solo con la comida.

El método BLISS o BLW mixto presenta carne con frecuencia porque, además de tener hierro de más fácil absorción, ayuda a absorber el hierro no hemo de otros alimentos, más difícil de asimilar por el cuerpo.

El método BLISS o BLW mixto también propone una tabla con una serie de alimentos que cumplen los requisitos comentados y que os dejo a continuación:

alimentos bliss blw mixto

Al igual que el BLW, el BLISS o BLW mixto da mucha importancia a que el bebé pueda probar una gran variedad de alimentos en los primeros dos años de vida. Digamos que es un período crítico para que el bebé se acostumbre y pueda aceptar variedad de alimentos mayor posteriormente.

Sin embargo, existen algunas expectativas falsas que es mejor que vayas desechando. Si haces BLW mixto o BLISS no esperes:

  • Que el bebé coma nada más empezar a presentarle la comida. Una vez que él descubra que esos juguetes nuevos saben bien, comenzará a chuparlos, masticarlos y, más tarde, tragarlos por fin.
  • Que coja una pieza completa de comida a la primera, si ella o él no han desarrollado aún la habilidad de manejarla con su puño.
  • Que tenga una dieta perfectamente equilibrada. Para que realmente sea así, eres tú quien deberá ofrecerle distintos tipos de alimentos. Eso sí, no desesperes si parece que está jugando o picoteando. Simplemente necesita explorar primero y, de esta manera, probablemente acepte mejor sabores y textura nuevos.

¿Puede seguir el BLISS cualquier bebé?

En ocasiones es necesario tener en cuenta ciertas características de los bebés. Por ejemplo, no será igual la alimentación en niños con Síndrome de Down que la alimentación en bebés prematuros. Por ello, en caso de que el desarrollo del bebé sea diferente al esperado, es necesaria una evaluación por parte de una logopeda, neurólogo, pediatra y/o nutricionista.

Pero ¿cuándo modificar la textura de los alimentos que se presentan? En principio, no depende de si al bebé ya le han salido los dientes o no, aunque después sean importantes para cortar y triturar algunos alimentos. Sin embargo, si es importante la maduración neurológica. Así que podemos hacernos estas preguntas:

  • ¿Se sostiene sentado?
  • ¿Es capaz de rechazar alimento?
  • ¿Tiene interés por lo que coméis?
  • ¿Ya no saca el alimento con la lengua?
bebe preparado para comer bliss alimentacion complementaria

Si la respuesta a todas las preguntas es un sí rotundo, entonces ese bebé ya está preparado y puede comenzar con el método BLISS o BLW mixto. Si aún aparece algún no como respuesta, es mejor esperar.

Una vez comenzada la alimentación complementaria, debemos ver cómo maneja los alimentos: si se los lleva fácilmente a la boca, si no se atraganta, si lleva los alimentos de un lado a otro de la boca o si no se le escapa el alimento de la boca. De nuevo, si la respuesta es sí, podemos modificar la comida y pasar, por ejemplo, de alimentos machacados con el tenedor a alimentos con trocitos más evidentes.

Pero, ¿qué pasa si nuestro bebé no comienza la alimentación complementaria pronto? Se considera que la introducción de la alimentación complementaria es tardía después de la semana 26 de vida y que puede provocar que el bebé crezca más despacio. O desnutrición, ya que es necesario introducir elementos como el zinc o el hierro, además de la lactancia materna. También puede provocar que el bebé rechace los sólidos o vomite porque los alimentos le provoquen aversión.

Cómo aumentar la absorción de hierro en el BLW mixto o BLISS

Existen cuatro maneras para facilitar que nuestro organismo aproveche mejor el hierro de alimentos vegetales, el que es más difícil de asimilar por el cuerpo humano.

Maceración y malteado

Es útil para cereales (arroz, maíz, trigo), legumbres y semillas (pipas, sésamo, chía…). Así se eliminan los fitatos de la cáscara. Los fitatos son sustancias que, aunque son necesarios en la dieta, no se recomienda a menores de un año porque impiden la absorción de hierro y zinc.

Remojo entre 12 y 24 horas

Útil para cereales y legumbres. No solo disminuye los famosos fitatos de los que hemos hablado antes, sino también las saponinas y los polifenoles. Las saponinas son las que provocan la espuma de, por ejemplo, los garbanzos al cocerlos. Los polifenoles aportan olor y sabor a ciertos alimentos y también son importantes en la dieta. Sin embargo, tanto las saponinas como los polifenoles impiden que el hierro se absorba correctamente.

Calentamiento suave

Funciona con tubérculos (patata, batata, zanahoria…), maíz, arroz y legumbres. Tostándolos ligeramente consiguen que aumente la absorción del hierro presente en los vegetales.

Alimentos ricos en vitamina C

Añadiendo a los alimentos de origen vegetal otros ricos en vitamina C, de nuevo se disminuye el efecto de los fitatos. Algunos alimentos ricos en vitamina C son las naranjas, el kiwi, el mango, la papaya, las fresas, la piña, la sandía o el melón.

Recuerda que si tienes dudas, es interesante una valoración por profesionales. Si ya lo has probado, puedes compartir tu experiencia en los comentarios.

Referencias sobre BLW mixto

Cameron, Sonya L., Taylor, Rachael W. & Heath, Anne-Louise M. Development and pilot testing of Baby-Led Introduction to SolidS – a version of Baby-Led Weaning modified to address concerns about iron deficiency, growth faltering and choking. BMC Pediatr 15, 99 (2015) doi:10.1186/s12887-015-0422-8

Rapley, Gill & Murkett, Tracey (2012). El niño ya come solo: consiga que su bebé disfrute de la buena comida. Médici, España.

Romero-Velarde, Enrique, Villalpando-Carrión, Salvador, Pérez-Lizaur, Ana B., Iracheta-Gerez, Ma. de la Luz, Alonso-Rivera, Carlos G., López-Navarrete, Gloria E., García-Contreras, Andrea, Ochoa-Ortiz, Erika, Zarate-Mondragón, Flora, López-Pérez, Gerardo T., Chávez-Palencia, Clío, Guajardo-Jáquez, Manuel, Vázquez-Ortiz, Salvador, Pinzón-Navarro, Beatriz A., Torres-Duarte, Karely N., Vidal-Guzmán, José D., Michel-Gómez, Pedro L., López-Contreras, Iris N., Arroyo-Cruz, Liliana V., Almada-Velasco, Pamela, Saltigeral-Simental, Patricia, Ríos-Aguirre, Alejandro, Domínguez-Pineda, Lorena, Rodríguez-González, Perla, Crabtree-Ramírez, Úrsula, Hernández-Rosiles, Vanessa, Pinacho-Velázquez, José L. Consenso para las prácticas de alimentación complementaria en lactantes sanos. Boletín Médico del Hospital Infantil de México, 2016, 73 (5), 338-356. doi: 10.1016/j.bmhimx.2016.06.007.

Imagen: Christian Bowen en Unsplash


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete a mi newsletter

Te tendré informada de nuevos artículos y novedades. No utilizaré tu email para ningún otro uso y te podrás desuscribir con un solo click.

Suscrita correctamente, ¡gracias!