Seguramente ya hayas oído hablar de los signos para bebés y te preguntes por qué aprender signos para bebés. En primer lugar, vamos a ver qué es eso de los signos para bebé y en qué se diferencian de la lengua de signos o de señas. Después, veremos las tremendas ventajas que presenta que tu bebé los aprenda y utilice, tenga diversidad funcional o no.

¿Qué son los signos para bebés?

Los signos para bebés son un complemento a la comunicación oral mediante señas o gestos con las manos. Los bebés, de manera espontánea, ya utilizan algunos como es señalar, uno de los más básicos.

Los signos para bebés parten de la Lengua de Signos de cada país. Pero no es la Lengua de Signos en sí. La Lengua de Signos de cada país tiene su propia estructura y sintaxis que no tiene nada que ver con la lengua oral. Cuando hablamos, nuestro lenguaje es lineal: seguimos cierto orden sintáctico y temporal. Así que, en el caso de los bebés, se toman los signos de la lengua de signos o de señas correspondiente a cada país, y se signan a la vez que hablamos, siguiendo la estructura y sintaxis del lenguaje oral. Además, la Lengua de Signos, como cualquier lengua, tiene su propia historia y sus propios valores.

Salvando las distancias, sería como traducir literalmente de un idioma a otro. Por ejemplo, si en español escuchamos la traducción literal del inglés «llueven perros y gatos», probablemente no le encontremos mucho sentido. Sin embargo, si escuchamos «llueve a cántaros», lo entendamos mucho mejor.

Entonces, ¿cuáles son las ventajas de los signos para bebés?

Espero haber dejado claro que con los signos para bebés, no vamos a utilizar la Lengua de Signos como tal ni la vamos a enseñar (ni a aprender). Sin embargo, tienen muchísimas ventajas:

Favorece la comprensión y la expresión orales

Los signos son información visual, que siempre entra mejor que la auditiva. Es una de las razones principales de por qué enseñarle signos a mi bebé. Es por ello que decimos que una imagen vale más que mil palabras.

Y van a favorecer la expresión porque el bebé va a manejar las manos mucho más fácilmente. ¿Por qué enseñarle signos a mi bebé? Porque no va a tener que coordinar movimientos de lengua, mejillas, labios, respiración y cuerdas vocales, como cuando hablamos.

Hacen tangible algo abstracto

Aunque estamos acostumbrados y no nos lo parece, los sonidos del lenguaje oral y, por ende, las palabras, suelen ser algo muy abstracto. Los signos ponen imagen, forma y movimiento a algo que en principio solo entra por el oído. Quizá no sepáis chino, pero en China os entiendan perfectamente cuando a alguien le hagáis el signo de comer.

Además, cuando signamos a la vez que hablamos, ralentizamos el lenguaje oral. Por norma general, las manos son más grandes y se mueven más lentamente. Por tanto, estamos contribuyendo a que nuestro mensaje se perciba mejor porque va más lento. Comprendemos mejor cuando nos hablan más despacio en un idioma que no controlamos.

Hacemos un mapa del lenguaje oral

Al hacer un signo por palabra, estamos separando todo ese batiburrillo de sonidos que le llega al bebés. De este modo, estamos ayudando al bebé a comprender la estructura del lenguaje oral. Si repetimos una vez por sílaba el signo, estaremos ayudando también a comprender la estructura de la palabra. Esto se ve claro cuando, más adelante, los niños y las niñas comienzas a escribir: alguna de las palabras las escriben juntas. Seguramente más adelante comprenda qué es una palabra y las separe. Esos sí, muy importante no utilizarlo mientras el bebé tiene el chupete en la boca.

Disminuye las ‘rabietas’

Si aún te quedaba alguna duda de por qué enseñar signos a mi bebé, espero que esta te termine de convencer del todo. Como hemos dicho, el bebé manejará antes la mano que el sistema oral. Algunas de las famosas rabietas de los dos años es porque el bebé quiere decir algo pero no es capaz de hacerse entender. Incluso podrá referirse a objetos o personas ausentes con facilidad, sin depender de el señalar, o que no sepa decirlo. Seguramente recordarás la frustración que sientes cuando te hayas quedado sin voz durante una temporada. Pues algo así es lo que les pasa a nuestros hijos cuando aún no controlan el lenguaje oral.

¿Y si mi hijo/a tiene retraso del lenguaje?

En niñas o niños con alguna dificultad en el lenguaje oral, los signos se convierten en una herramienta indispensable. Los signos para bebés beben del lenguaje bimodal o habla signada de Benson Schaeffer, que también se usan en niño y adultos con algún problema comunicativo.

Así que en caso de bebés con discapacidad intelectual, retraso en el lenguaje, deprivación ambiental o autismo (TEA) implican que, además, los signos van a estimular su comunicación y su comprensión de cómo funciona el lenguaje oral. Por supuesto, potenciarán también su autoestima y en su autonomía con el entorno.

Recursos

Historia de la lengua de signos para bebés.

Diccionario de la Lengua de Signos o de Señas de múltiples países: Spread the sign. También disponible en app para Android e iOS.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete a mi newsletter

Te tendré informada de nuevos artículos y novedades. No utilizaré tu email para ningún otro uso y te podrás desuscribir con un solo click.

Suscrita correctamente, ¡gracias!