El binomio frenillo y lactancia parece ser el culpable del abandono de la lactancia materna en muchos casos. Parece que la frenectomía (cortar el frenillo lingual) es la solución en la mayoría de los casos. En último término, puede ser así. Pero