+34 634 46 96 44 info@mihijonohabla.com

Detectar la dislexia no es algo sencillo o trivial. Puede que pienses que tu hijo o hija es disléxico pero realmente, esto son palabras mayores. Llegar a esta conclusión requiere tiempo, trabajo, evaluación y observación. Se calcula que entre un 5% y un 15% de niños en edad escolar tienen dificultades en la lectura, la escritura y las matemáticas. Además, es mucho más frecuente en niños que en niñas, aproximadamente de dos o tres niños por cada niña. Pero para detectar la dislexia, primero tenemos que saber qué es la dislexia.

Qué es la dislexia

El término dislexia se refiere principalmente a las dificultades de aprendizaje cuando existen problemas al reconocer palabras escritas o su ortografía. Al niño con dislexia también puede que le cueste comprender lo que lee o las matemáticas. Según el DSM-5, uno de los manuales más utilizados para diagnosticar, la dislexia se encuadra dentro de los Trastornos Específicos del Aprendizaje. Dentro de los Trastornos Específicos del Aprendizaje podemos encontrar también dificultades en la escritura o con matemáticas, lo que no significa que se tenga que dar obligatoriamente si hay dislexia.

La dislexia no es algo que se cure sino que es para toda la vida. No obstante, gracias a las posibilidades de intervención actuales, la niña o el niño pueden aprender herramientas que le permitan una vida diaria más normalizada y cómoda tanto en su infancia como en su vida adulta.

Signos para sospechar de dislexia antes de los 6 años

En ocasiones, aunque no siempre, los niños con dislexia presentan una serie de características en la etapa preescolar o infantil. No obstante, que tu hijo o hija presente alguno de estos síntomas no significa que vaya a tener dislexia. Os dejamos algunos signos simplemente para estar alerta y vigilar:

signos-detectar-la-dislexia-antes-de-los-6-años
  • Tiene algún retraso del lenguaje.
  • No le interesa jugar con el lenguaje como, por ejemplo, hacer rimas o repeticiones.
  • Le cuesta reconocer palabras que riman.
  • Le cuesta aprender las nanas infantiles.
  • Sigue utilizando un lenguaje similar al de los bebés.
  • Pronuncia mal las palabras.
  • Le cuesta recordar nombres de letras, números o días de la semana.
  • Le cuesta reconocer y escribir letras, incluso las de su propio nombre.
  • Le cuesta descomponer en sílabas las palabras que escuchan.
  • Le cuesta relacionar cada letra con su sonido. Por ejemplo, que la letra M suena «mmmmmmmm».
  • Le cuesta reconocer palabras que empiezan por el mismo sonido. Por ejemplo, saber que casa empieza por el mismo sonido que cubo. Pero casa no empieza igual que pala o tapa.
  • Le cuesta manejar los cubiertos, abrochar los botones o subirse la cremallera de la chaqueta.

Signos para detectar la dislexia después de los 6 años

Para detectar la dislexia hay que tener en cuenta que la niña o el niño tienen que haber estado por lo menos 6 meses a pesar de haber realizado ejercicios para tratar este problema sin notar mejoría. Normalmente se detecta cuando los niños comienzan a aprender a leer y escribir. Una vez dicho esto, algunos de los signos de alerta para detectar la dislexia son:

detectar-la-dislexia-tras-los-6-años
  • La niña o el niño lee muy despacio y le cuesta.
  • Se inventa palabras el final de las palabras con frecuencia como por ejemplo, leer restaurante en lugar de restando.
  • Le cuesta saber cómo suenan algunas letras.
  • Le cuesta comprender lo que lee. El niño o la niña pueden leer con una velocidad más o menos fluida y todas las palabras correctamente. Pero son incapaces de contar de qué trata el texto, ordenar los hechos de lo que pasa o deducir cosas que no estén de manera explícita en el texto. Por ejemplo, que si Juan se fue a la cafetería y se comió un bocadillo, es porque tenía hambre.
  • Le cuesta leer las palabras de manera correcta. Por ejemplo, puede añadir letras, eliminarlas o sustituirlas por otras distintas (leer «aminal» en lugar de animal).
  • Puede ser incapaz de leer bien palabras de una sola sílaba, como por ejemplo mar o sol.
  • Puede confundir palabras que suenan parecido como, por ejemplo, mesa y pesa.
  • Le cuesta leer las preposiciones, artículos, es decir, las palabras de función. Por ejemplo: un, en, las, para.
  • Tiene problemas al escribir. Por ejemplo, no es capaz de ordenar las ideas al escribir, no respeta los singulares y los plurales o no emplea las preposiciones correctamente. Esto también se conoce como disgrafía.
  • Tiene dificultades con las matemáticas: por ejemplo, comprender las relaciones entre los números o le cuesta comprender cómo resolver un problema. Estas dificultades también se conocen como discalculia.

También se sospecha que, en ocasiones, puede tener un origen genético. Sin embargo, no existen aún pruebas genéticas fiables que puedan confirmar esto.

No todos los niños con dislexia tienen las mismas dificultades, es necesario puntualizar en cada uno cuáles son, así como sus habilidades, para diseñar una intervención que sea lo más eficaz posible.

No hablamos de detectar la dislexia si…

Es básico tener en cuenta la edad del niño. No podemos pedirle a una niña de 3 años que lea de manera fluida. Pero una niña de 8 años sí debería hacerlo.

Además, para detectar la dislexia es especialmente importante si esta dificultad influye en los resultados esperados en el colegio e incluso en actividades de la vida diaria. Si no es así, no podemos hablar de dislexia.

No obstante, es posible que la niña o el niño se vayan defendiendo en el colegio y parezca que, aunque con dificultad y mucho apoyo, todo va bien. «Es que le cuesta», pensamos. Sin embargo, en cursos donde la carga de trabajo del colegio es mayor, puede llegar un momento en que no pueda continuar con ello. Es entonces donde una evaluación comprobaría que el niño o la niña pueden tener dislexia.

Tampoco podemos hablar de detectar la dislexia si:

  • Existe algún tipo de discapacidad intelectual.
  • Puede que haya algún problema de audición y no se ha corregido.
  • Quizá se da un problema de visión sin corregir.
  • Existe algún trastorno mental o neurológico, como por ejemplo, un accidente cerebrovascular.
  • Presencia de un trastorno motor, es decir, el movimiento de cualquier tipo del niño o niña está afectado.
  • La niña o el niño conviven en un entorno social problemático, desventajas económicas o falta de educación formal.
  • El niño o la niña no comprenden bien el lenguaje en el que se imparten las materias escolares. Puede ser porque su idioma materno es diferente y acaba de llegar al país donde está escolarizado/a.
no es dislexia si

3 famosos con dislexia

cher

Cher descubrió su dislexia ya de adulta, gracias a que se lo diagnosticaron a uno de sus hijos. Siempre tuvo problemas al leer y escribir.

john-lennon

John Lennon en realidad nunca fue formalmente diagnosticado de dislexia. Pero se piensa que la tenía por los problemas que tuvo en el colegio.

luz rello dytective

Luz Rello tuvo grandes dificultades en el colegio, como otras tantas personas disléxicas. Sin embargo, se licenció en Lingüística y se doctoró en Ciencias de la Computación. Ella ha sido la creadora de Dytective, una app que en 15 minutos te dice si eres candidato/a a ser diagnosticado con dislexia o no.

Concluyendo

Detectar la dislexia es vital no solo por los resultados académicos, sino por la propia autoestima del niño o la niña. En ocasiones los cuentos con pictogramas pueden ser de utilidad. Sin embargo, lo realmente útil es conseguir un diagnóstico cuanto antes y ponerse en manos de profesionales. Ante la más mínima duda es conveniente observar y consultar. Recuerda que puedes encontrarme aquí. Si quieres, puedes dejarnos tu experiencia en los comentarios si has sido diagnosticada o diagnosticado de dislexia.

Referencias

American Psychiatric Association (2014). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), 5ª Ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

Imagen de portada por Aaron Burden en Unsplash

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete a mi newsletter

Te tendré informada de nuevos artículos y novedades. No utilizaré tu email para ningún otro uso y te podrás desuscribir con un solo click.

Suscrita correctamente, ¡gracias!